Life in Beniajan

Lo que pasa y lo que nunca pasa en Beniaján

¡Sal a la calle mañana!

with one comment

marchademareas

La marcha de mareas, de sanidad, educación, transporte, empleados públicos, vivienda..etc, vuelven a inundar Murcia el próximo sábado  23 de noviembre a partir de las 18 horas desde estos puntos de salida:

La Marea Blanca en defensa de la Sanidad pública tiene previsto salir del Hospital Morales Meseguer; la Marea Verde que lucha por la Educación tenía previsto concentrarse en la Consejería de Educación, Universidades y Empleo; y la Marea contra los desahucios y por el derecho a la vivienda tenía previsto reunirse en la Consejería de Obras Públicas.

Además, la Marea Negra contra los recortes en el empleo público fue convocada en la Glorieta de España; la Marea por el empleo digno y la renta básica saldría desde el Servicio de Empleo y Formación (SEF) de Ronda Norte); y la Marea por las pensiones dignas o Yayoflautas se unirían a la Marcha desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social en la avenida Alfonso X.

Igualmente, la Marea Naranja contra los recortes en servicios sociales y la Dependencia iba a congregarse en la Plaza Circular; y la Plataforma Prosoterramiento, a favor del transporte público y Costera Sur se reuniría en el paso a nivel de Torre de Romo-Santiago el Mayor.

Todas ellas tienen previsto confluir en la plaza de la Fuensanta de Murcia, frente a El Corte Inglés de la avenida Libertad y, desde allí, partir todas juntas por la Gran Vía hasta la plaza Martínez Tornel, en la cuesta del Puente de los Peligros.

El TSJ ha autorizado finalmente los 8 itinerarios, rectificando así la decisión arbitraria y dictatorial de la Delegación del Gobierno.

Por los derechos sociales, laborales y democráticos

NO A UN GOBIERNO DE ESPALDAS AL PUEBLO

Hasta ahora llevamos un buen número de manifestaciones multitudinarias, huelgas generales, miles de actos de protesta, ocupaciones diarias de las calles, marchas, concentraciones, denuncias, infinidad de asambleas y todos los actos de protesta y resistencia imaginables destinados a evitar que el gobierno, la banca y los grandes capitales terminen de sumergirnos en la más absoluta miseria.

Sin embargo en cada ocasión vuelven a la carga con un nuevo decreto de destrucción de empleo, de recortes en la escasa protección social que nos va quedando, de protección a la banca, de subida de luz, agua o transporte público, de profundización en la desigualdad ante la Justicia con la ley -decreto Gallardón-, o intentos de limitar los derechos democráticos de expresión, reunión y manifestación, para invisibilizar el descontento y desactivar la protesta social.
Y con cada nueva medida crece nuestra indignación y la ciudadanía, a veces lentamente, a veces en explosiones, vamos tomando conciencia de la necesidad de un cambio profundo, de que se apliquen las medidas que beneficien a la gran mayoría y no sólo recortes para salvar los privilegios y millones de unas pocas personas.

Los recortes en los Servicios Públicos y la Protección Social: Sanidad, Educación, Justicia, Dependencia, Pensiones, Prestaciones por Desempleo, Vivienda, Transporte… Los recortes laborales: rebajas salariales, EREs, despidos masivos, contratos basura… La permisividad con la banca y las grandes empresas y fortunas: desahucios, fraude fiscal, eliminación de impuestos a las rentas altas… Están haciendo crecer la pobreza y el descontento. Cada día este modelo de salida de la crisis y el gobierno que lo aplica, pierden credibilidad ante más sectores, aumentando su aislamiento.

Para nosotros y nosotras, para las personas trabajadoras, para la ciudadanía, es hora ya de acabar con este juego peligroso que nos sumerge en la miseria y obliga a miles de jóvenes a salir fuera en busca de trabajo.

En las movilizaciones, pero también en el barrio, en el autobús, en los bares, en los hospitales, en las universidades, en el trabajo o en cualquier reunión amistosa, cada vez vemos más claro que la gran mayoría de la ciudadanía no aceptamos las políticas que se están poniendo en práctica, tanto más cuando con cada nuevo caso de corrupción que sale a la luz, nos muestran que el único interés de los que nos gobiernan es llenar sus bolsillos y los de sus amistades. Cuando hablan de salir de la crisis sólo piensan en que las grandes empresas y los bancos aumenten sus millonarios ingresos aunque sea a costa de la miseria de la mayoría de la población.

La experiencia ha demostrado que no es suficiente con oponerse por separado a cada una de las agresiones que el gobierno quiere imponer, sino que la raíz del mal está en el mismo sistema político y económico, y en la política neoliberal que se está aplicando aquí y en el resto de Europa.
Somos muchas las personas que no creemos en estas medidas, a las que no nos interesan: jóvenes que tenemos que emigrar, estudiantes que no podemos pagar nuestros estudios, familias que nos vemos desahuciadas sin vivienda y una deuda eterna, pequeñas empresas a las que nos ahoga la falta de crédito y la desigual competencia con el gran capital, trabajadoras y trabajadores amenazados permanentemente por el despido, personal empleado público recortado, personas usuarias de la sanidad o educación públicas, pensionistas, personas en paro y sin prestación … Sabemos que con la unidad podemos cambiar las cosas y que, por eso, quieren dividirnos.

Aprendiendo de nuestras experiencias de lucha reciente, tanto de las sectoriales, como las generales, del 15M, del 25S o de las Huelgas Generales, creemos que es hora de unificar a todos los sectores laborales y ciudadanos en un frente común.

Queremos gobiernos que defiendan los intereses de la ciudadanía, acabando con la situación de desamparo de sus sectores más precarizados en su vida y su trabajo. No un gobierno mentiroso que incumple su propio programa electoral y dinamita el sistema social sobre el que se sustenta este país.

Queremos un gobierno que no puede ser más de lo mismo, con otras caras y otras siglas, sino que esté sometido directamente a control del pueblo y que lleve a cabo, con carácter de urgencia, las siguientes medidas:

Servicios Públicos de calidad, universales y gratuitos, de gestión pública, democrática y con criterios sociales, acabando con su creciente privatización y los criterios de rentabilidad económica: Sanidad, Educación, Atención a Personas Mayores y Dependientes, Agua, Energía, Transporte… son derechos, no negocios.

Paralización de los desahucios y acceso efectivo al derecho a una vivienda digna.

Salario social, que permita una vida digna, para todas las personas sin ingresos o insuficientes.

Jubilación a los 65 años con pensiones públicas suficientes.

Aplicación de políticas efectivas de igualdad entre hombres y mujeres, que permitan repartir tanto el trabajo productivo como los cuidados, con políticas de conciliación de la vida personal y laboral.

Supresión de ayudas a la banca y enjuiciamiento de los responsables de sus fraudes y estafas.

Banca pública y nacionalización de empresas estratégicas, con medidas de control democrático que aseguren su función social.
Control de las inversiones españolas en el exterior y severos castigos a las evasión de capitales. Cierre de casinos financieros y paraísos fiscales.
Reforma fiscal para que paguen más quienes más tienen. Persecución del fraude fiscal de las grandes fortunas.

Auditoría de la deuda pública e impago de la parte que haya sido contraída de forma ilegítima. Prioridad del Gasto Social frente al pago de la deuda.

Profundización democrática del sistema político y electoral, sin privilegios y con obligada rendición de cuentas. Mayor participación directa de la ciudadanía en las decisiones. Inhabilitación, de por vida, a cargos políticos corruptos.

Ampliación de los derechos democráticos, acabando con la creciente represión y con la impunidad de quienes utilizan el miedo y la violencia contra las demandas y protestas sociales.

Derogación de las leyes, decretos y decisiones gubernativas, aprobadas en los últimos años, que hacen cargar el peso de la crisis a los sectores populares: Reforma Laboral, Reforma de las Pensiones, Reforma Constitucional, Recortes en Educación, Sanidad, Prestaciones por Desempleo, Dependencia, Aborto, Extranjería, Ley de tasas judiciales…

Es la hora de organizar una gran acción cívica que enderece el rumbo. De construir una sociedad más democrática e igualitaria, con un modelo productivo y económico sostenible ambientalmente, al servicio de las personas. Una sociedad que pueda dejar un mundo habitable, justo y en paz a las generaciones venideras.

POR UN GOBIERNO SOMETIDO AL CONTROL DIRECTO DEL PUEBLO
LOS DERECHOS NO SE VENDEN, SE DEFIENDEN
MARCHA DE MAREAS

Anuncios

Written by bornin74

noviembre 22, 2013 a 15:27

Publicado en Varios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. debemos de estar todos en la calle, para demostrar a este desgobierno, que quien tiene el mando es el pueblo y que si estamos unidos conseguiremos recuperar lo que nos están quitando

    ard

    noviembre 23, 2013 at 11:48


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: